AVATAR...es de la vida.


Derviche, cronopio, cheloveco,
hay destellos, chispazos, chisporroteos,
lo que da la nada por un poco de luz…
Cómo se come la oscuridad el tiempo…

Fulanos, ascetas, montaraces,
hippies, brokers, hobbits, elfos,
tantas legiones como acepciones,
tantos propósitos en movimiento.

Moriscos, judíos, nórdicos,
mediterráneos, americanos, medios,
no ver más allá,
sufrir por SU puesto.

Atlantes, trekies, caucásicos,
vascos, bosquimanos, ewoks,
convivir, confluir, conectar,
chocar, luchar, machacar al resto.

Alfas, gammas, betas, deltas y épsilones,
sacerdotes, artesanos, comerciantes, dalits y guerreros,
las estructuras se desmoronan, cae el papa,
tenemos un rey negro.

Nórdicos, latinos, asiáticos,
wookies, seeths, áreos aéreos,
nuestro es el sexo pero no la guerra,
nuestro es el fin pero no los medios.

Y ahora a flipar con Avatar,
que es de cartilla rubio de primero,
todo son efectos especiales,
pero cuando te vas a casa… ¿Qué hay dentro?

1 comentario:

acamus dijo...

Y dime, Juanjo, ¿en qué te has inspirado? (el interrogado, interroga...).

Interesante espacio. Bucearé a ver qué encuentro.